Quantcast
El tiempo en: Galicia
Miércoles 01/12/2021
 

Desde el Baluarte

¿Cuánto más debemos aguantar?

La semana pasada les escribía sobre la positiva reacción que para nuestra economía tiene la bajada de impuestos. Se trata de una cuestión importante

Publicado: 20/10/2021 ·
19:30
· Actualizado: 20/10/2021 · 20:01
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Peaje
Autor

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG

La semana pasada les escribía sobre la positiva reacción que para nuestra economía tiene la bajada de impuestos. Se trata de una cuestión importante desde un punto de vista de justicia fiscal para los contribuyentes, es decir, que paguen los impuestos mínimos para sostener nuestro estado de bienestar pero, también, el hecho de que un territorio sea fiscalmente más competitivo que otro genera confianza y atracción de inversiones con la consiguiente creación de empresas y de empleo.

Esto es de cajón. Quien no quiera verlo es que tiene una venda en los ojos.

Imagínense que una entidad financiera da mayores intereses que otras con los ahorros de quienes tengan abiertas sus cuentas en ella. ¿Dudarían a la hora de poner todo su dinero en este banco? Claro que no, lo harían sin ningún tipo de reparo.

Pues lo mismo pasa con los impuestos. Se montan más empresas donde menos pagan a Hacienda.

Frente a esta teoría liberal económica que defiendo está la de la subida de impuestos para el sostenimiento de los servicios públicos. Craso error. No por cobrar más los servicios que ofrece la administración de salud o de educación son mejores. Un claro ejemplo lo hemos tenido en Andalucía durante años. La presión fiscal era de las más altas de España y pregunten por las listas de espera que tenían metidas en los cajones de nuestros hospitales.

Luego están los impuestos y tasas sangrantes y, sobre éstos, les escribo hoy. Se está abriendo un debate sobre el cobro en las autovías de nuestro país. Una cuestión que debería estar más que superada. ¿Cuántos años hemos soportado el peaje de una autopista como la de Cádiz a Sevilla?, ¿nos tragamos de nuevo el cobro por su uso?

Además, ¿garantiza una mejor conservación de la red de carreteras el que se cobre por transitar por ellas? Por supuesto que no. Les pongo un claro ejemplo para que lo visualicen: durante años la Junta de Andalucía de Griñán y Susana Díaz nos cobró el canon autonómico del agua para realizar infraestructuras que mejoren la calidad del servicio. ¿El resultado? La Unión Europea nos multó por graves incumplimientos en lo que respecta a la depuración de aguas que la legislación comunitaria establecía y que España incumplió.

En consecuencia, ¿cuánto más hay que aguantar?.

El encarecimiento de nuestras vidas ha sido más que evidente. Nos encontramos con un índice de precios que va al alza por el elevado coste de las energías y de los carburantes. Hay una auténtica pobreza energética en nuestro país que se disimula con noticias relacionadas con los volcanes y con un entretenimiento relacionado con los programas del corazón o las series turcas.

Así que tomemos nota y tengamos una actitud más activa frente a los verdaderos problemas de este país. No merecemos un Gobierno que se pone de perfil y cuya única misión sea el endurecimiento fiscal para sus ciudadanos. A ver cuánto aguantamos y soportamos esta situación.

TE RECOMENDAMOS