Quantcast
El tiempo en: Galicia
28/11/2021
 

Acento andaluz

¿De qué le vale al PSOE andaluz ganar tiempo?

El PSOE andaluz se está jugando estas semanas buena parte de sus escasas aspiraciones de dar la sorpresa en las próximas elecciones andaluzas...

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Delegación andaluza del PSOE, encabezada por Juan Espadas.

El PSOE andaluz se está jugando estas semanas buena parte de sus escasas aspiraciones de dar la sorpresa en las próximas elecciones andaluzas. Propiciar que la Junta de Andalucía apruebe los presupuestos de 2022 sin el apoyo de Vox gracias a la abstención socialista quizás permitirá a su secretario general y candidato, Juan Espadas, ganar tiempo, pero ¿para qué quieres tiempo si te quedas sin relato para ejercer la oposición y presentarte como alternativa de izquierdas ante el Gobierno andaluz, sustentado durante toda la legislatura en PP, Cs y el apoyo parlamentario de Vox? Siempre es loable que la oposición tienda la mano al Gobierno de turno, sea del ámbito territorial que sea, y fomentar el diálogo entre adversarios en asuntos de Estado que deben estar por encima de la confrontación ideológica, pero dar luz verde a unos presupuestos, que es la herramienta más ideologizada de la política, es quedarte sin munición, sin margen de maniobra para ejercer la oposición.

Creo que Vox va nuevamente de farol y que finalmente apoyará las partidas elaboradas por el consejero Bravo, pero si no fuera así, el nuevo líder socialista debería calibrar seriamente el coste de facilitar que las partidas superen la enmienda a la totalidad. Muchos militantes -y las fuerzas a la izquierda del PSOE- piensan que apuntalaría la imagen de moderación del presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, precisamente una de las críticas que más reprocharon a la labor de oposición de Susana Díaz. Pero no sólo eso. Espadas se quedaría además sin la oportunidad de presentar una alternativa de izquierdas al gobierno de las derechas y regalaría al PP la enorme coartada de garantizar que impedirán que Vox llegue al Palacio San Telmo si los socialistas les siguen allanando el camino.

Hay muchas voces soterradas todavía que no entienden además que el nuevo líder del PSOE andaluz desaprovechase la doble oportunidad que sus adversarios le dieron la pasada semana para retirar su oferta. Primero porque la rebaja fiscal que aprobaron PP, Cs y Vox -que verbalizó que la Ley de Tributos Cedidos es suya- con un claro beneficio a las clases más pudientes va contra el ADN de una formación progresista. Y, segundo, después de la declaración de intenciones de Macarena Olona-quien, como candidata in pectore de la ultraderecha, espetó que ahora sí querrán entrar en el Palacio San Telmo- fue clarificador el gran contraste entre el cabreo de Juan Marín con estos mensajes y el discurso más diplomático de Elías Bendodo.

A este paso, el PP logrará instalar en el marco mental de los andaluces que no hay competición y el electorado de izquierdas volverá a quedarse en casa.

TE RECOMENDAMOS