Quantcast
El tiempo en: Galicia
19/09/2021

Mundo

El OIEA cree que el acuerdo con Irán da tiempo a la diplomacia

El Gobierno iraní permitirá que los inspectores de la ONU operen y reparen ciertas cámaras de vigilancia en emplazamientos nucleares iraníes

Publicidad Ai
  • Rohani.

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, consideró hoy en Viena que el acuerdo alcanzado con Irán este domingo da "tiempo a la diplomacia", pero no supone "una solución a largo plazo".

El Gobierno iraní permitirá que los inspectores de la ONU operen y reparen ciertas cámaras de vigilancia en emplazamientos nucleares iraníes después de la visita de Grossi a Teherán este domingo.

Irán limitó este año las inspecciones internacionales y decidió registrar, pero no entregar, los datos grabados por las citadas cámaras de vigilancia al OIEA hasta que no se llegue  a un acuerdo para levantar las sanciones estadounidenses contra el país.

Debido a esta situación, el OIEA criticó en un reciente informe que esas limitaciones suponían que los inspectores nucleares se veían cada vez más incapaces de verificar el programa atómico iraní.

"Estábamos en un punto en el que necesitábamos una rectificación inmediata y esto nos lo da este acuerdo", dijo Grossi ante la prensa en el aeropuerto de Viena.

"Vamos a ser capaces de mantener la continuidad del conocimiento (sobre el programa atómico iraní), vamos a seguir vigilando y no va a haber lagunas de conocimiento", agregó.

El responsable argentino del OIEA aseguró que el viaje de este fin de semana fue "constructivo" y ha ayudado a mantener "el proceso en la buena dirección" y a resolver ciertas cuestiones pendientes.

Grossi también aseguró que las cámaras que estaban estropeadas serán reparadas muy pronto, "en cuestión de días", lo que ayudará a los inspectores internacionales a vigilar con más garantías el programa atómico iraní.

En cualquier caso, este acuerdo representa para el OIEA solo un arreglo temporal que permite ganar tiempo para la diplomacia, pero no una solución definitiva, ya que los inspectores siguen teniendo limitaciones para acceder a las instalaciones nucleares iraníes.

Esta situación permite "dar espacio a la diplomacia para que se puedan alcanzar soluciones más amplias", dijo.

Grossi también consideró positivo el diálogo con el nuevo Gobierno iraní, encabezado por el presidente ultraconservador Ebrahim Raisí, y destacó la invitación para volver pronto a Teherán para proseguir los contactos.

El jefe del OIEA se reunió este domingo en Teherán por primera vez con el nuevo jefe de la agencia nuclear iraní, Mohamad Eslami, en un viaje que se produce en víspera de una nueva reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA que comienza mañana lunes en Viena.

Eslami explicó ante la prensa en Teherán que "se decidió que los expertos del organismo vengan a Irán para reemplazar las tarjetas de memoria de las cámaras de vigilancia y tomen las medidas técnicas necesarias para las cámaras".

Las críticas del OIEA a Irán dificultaban también que se retomasen las negociaciones para revivir el pacto nuclear entre Irán y seis grandes potencias que se cerró en 2015.

De ese pacto, conocido como JCPOA, por sus siglas en inglés, se retiró de forma unilateral EEUU bajo el presidente Donald Trump, y, como respuesta, Irán comenzó a incumplirlo poco después.

La Unión Europea, por medio del coordinador de las negociaciones para restablecer el JCPOA, el diplomático español Enrique Mora, y Rusia, consideraron el acuerdo de hoy como un paso positivo para resolver las diferencias por la vía diplomática.

"Este es un paso positivo para garantizar una continuidad de conocimiento sobre el programa nuclear de Irán. Da espacio para la diplomacia. Aprecio el esfuerzo. El objetivo de la UE es la aplicación completa del JCPOA por parte de todos", indicó Mora en un mensaje de Twitter.

El JCPOA establecía limitaciones al programa atómico civil de Irán con el objetivo de evitar que se fabricaran armas nucleares, mientras que a cambio Teherán obtenía ventajas económicas por el levantamiento de las sanciones internacionales.

El OIEA reveló esta semana en un informe que Irán sigue violando el acuerdo de 2015, continúa enriqueciendo uranio a niveles cercanos a los necesarios para fabricar bombas atómicas y el trabajo de verificación de los inspectores nucleares resulta cada vez más difícil. 

COMENTARIOS