Quantcast
El tiempo en: Galicia
Miércoles 12/05/2021

Mundo

La junta militar que dirige Chad pone un Gobierno de transición

El anuncio se divulga tras las protestas convocadas por la oposición el 27 de abril para exigir la vuelta al orden constitucional

Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Idriss Déby.

La junta militar que dirige Chad tras la muerte del presidente Idriss Déby el pasado 19 de abril nombró este domingo un Gobierno de transición, declaró su portavoz, general Azem Bermandoa.

A través de un decreto, el Consejo Militar de Transición (CMT) anunció el nombramiento de 30 ministros entre los que se encuentran varios que ya formaban parte del último gobierno de Déby, recogió el medio local Alwihda Info.

El anuncio se divulga tras las protestas convocadas por la oposición el 27 de abril -en las que al menos 13 personas murieron- para exigir la vuelta al orden constitucional después de que los militares tomaran el poder el pasado día 20, anularan la Constitución y disolvieran el Gobierno y el Parlamento.

La Constitución chadiana establece que, en caso de muerte del jefe del Estado, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) debe asumir el poder y que se convoquen elecciones en un periodo de entre 45 y 90 días.

En su primer mensaje dirigido a la nación el 27 de abril, el presidente del CMT, Mahamat Idriss Déby -de 37 años e hijo del presidente Idriss Déby-, aludió a la formación de un Gobierno "de reconciliación nacional".

Mahamat Idriss Déby indicó que el encargado de esta misión era el primer ministro nombrado el 26 de abril, Albert Pahimi Padacké, candidato que obtuvo la segunda posición en las elecciones presidenciales del pasado 11 de abril con un 10,32 % de los votos.

Igualmente, aseguró la puesta en marcha "en los próximos días" de un Consejo Nacional de Transición que se constituirá "de forma consensuada y concertada", con el objetivo de acordar las bases de una nueva Constitución para que se puedan organizar elecciones "lo antes posible".

El presidente del CMT justificó la creación de la junta militar argumentando que era necesaria por la amenaza de más ataques de grupos armados.

El pasado 11 de abril, el mismo día de la jornada electoral, rebeldes chadianos procedentes de Libia hicieron una incursión en territorio nacional con la intención de derrocar a Idriss Déby, en el poder desde hacía treinta años.

El día 13, los rebeldes aseguraron haber tomado el control de la provincia de Tibesti (extremo norte), y el 18 el de la provincia de Kanem (oeste), una información que fue desmentida por el Ejército.

El pasado miércoles, los combates entre el Ejército de Chad y los rebeldes se reanudaron en el oeste del país, confirmaron a Efe fuentes militares e insurgentes.

Déby, que gobernaba Chad desde hacía 30 años, fue proclamado vencedor de los comicios con un 79,32 % de los votos el 19 de abril, el mismo día que falleció por las heridas sufridas en combate contra los rebeldes. 

COMENTARIOS