El tiempo en: Galicia
29/11/2020

Jerez

El jerezano Antonio Rey se alza con el Grammy Latino al mejor álbum de flamenco

El guitarrista ha sido premiado por su álbum Flamenco sin fronteras, y ha asegurado que "es un sueño para todo el flamenco" recuperar esta categoría

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El jerezano Antonio Rey ha logrado este jueves en Miami alzarse con el Grammy Latino al Mejor Álbum de Flamenco, gracias a su último trabajo, el quinto de su carrera en solitario, Flamenco sin Fronrteras, grabado entre Jerez y California, y donde ha dado buena muestra de su categoría como compositor e intérprete de la guitarra jonda. Un disco en el que cuenta además con la colaboración de Pablo Alborán y El Barrio, entre otros.

La ceremonia de este año se celebra sin público, a causa de las medidas de seguridad por el covid. En el caso de su categoría, Antonio Rey ha intervenido por conexión telemática, donde se ha mostrado enormemente emocionado por la obtención del galardón.

"Muchas gracias. Estoy súper feliz. Es un sueño para todo el flamenco que esté de nuevo esta categoría, Quiero agradecer a todo mi equipo de San Francisco. Apenas puedo hablar. Freddie Cortés, Kathy Díaz, Eddie Díaz, Kenia Autie, Oscar Autie. A mi familia, mi mujer, mis hijos, y a mi madre Mara. Besos para todos", ha dicho durante su intervención en directo.

 

 


Antonio Rey se ha impuesto en la misma categoría al también jerezano Ezequiel Benítez, por Quimeras del Tiempo. Ilus3; a Antonio Campos, por Tardo Antiguo, a Naike Ponce, por Vivir y a Antonio Reyes por Que suene el cante.

Biografía

Antonio Rey, según resalta en su página web oficial," es uno de los guitarristas de mayor proyección de la actualidad, avalado por premios en los concursos más importantes de flamenco, siendo Premio Nacional de Guitarra 2010, como anteriormente lo fueron Paco de Lucía, Vicente Amigo o Paco Peña. Hechos que hicieron que Gerardo Núñez se fijase en el joven tocaor, produciéndole su primer disco A través de ti,

No sólo estamos ante un virtuoso. Antonio Rey también es un guitarrista original, diferente, inspirado y sorprendente, como demuestra en su álbum para EMI Music, Colores del Fuego (2011).

Ha colaborado con grandes artistas de la música, como son Estrella Morente, Tommy Emmanuel, Vicente Amigo, Nishat Kahn, Manuela Carrasco, Farruquito o Rafael Amargo, habiendo aparecido en Festivales y salas como el New York City Centre, Festival Internacional de Jazz de Montreal, Festival de Jazz de Madrid, Festival Flamenco de Monterrey, Moscow Performing Arts Center, Festival de Flamenco de Nimes, Festival de Jazz de Barcelona, Festival de Flamenco Mont de Marsan,Festival de Flamenco de Jerez o Bienal de Flamenco de Sevilla.

Ha compartido escenario con Paco de Lucía en numerosas ocasiones.

Publica el álbum Camino al Alma en mayo de 2013. En Arco de Santiago, unas bulerías trepidantes y rebosantes de virtuosismo y originalidad, Antonio Rey cuenta con la colaboración del cantaor Diego El Cigala además de aportaciones de Miguel Poveda, Josemi Carmona y Chaboli. Grabado en el flamenquísimo barrio de Santiago, en Jerez de la Frontera,  el tercer disco de Antonio Rey significa una nueva evolución hacia la madurez musical.

Tras la desaparición del maestro Paco de Lucía, Antonio Rey forma un cuarteto al cual se junta con frecuencia el bailaor gitano “Farru” para rendir homenaje al gran maestro en espacios como el Teatro Philarmonie de Paris.

“Dos Partes de Mí”, nuevo álbum de Antonio Rey, que ve la luz en 2017, hace referencia a su origen flamenco y su destino paralelo como músico universal. En este disco, no solo reúne a compañeros y paisanos, sino que abre con el tema homónimo, grabado en Jerez, que cuenta con la colaboración estelar del camerunés Richard Bona.

Además de honrar a sus grandes inspiradores Paco, Vicente, Riqueni y Moraíto Chico, “Dos partes de Mi” pretende recoger en lenguaje flamenco, la sutil belleza del bolero, en el que nos acarician el llanto de las cuerdas de Bernardo Parrilla y el quejío inconfundible de Diego el Cigala. Está presente el espíritu “morao” en la Soleá. El regocijo del amor también encuentra sitio en la Rumba que dedica a “su Luisa”.

El insólito mundo sonoro de Antonio Rey es un lugar donde se encuentran la rigidez de la tradición jonda y la soltura expresiva del jazz, donde se abrazan Andalucía y Africa, donde un picado apuñala el alma mientras una falseta sosiega el corazón, donde los tonos se difuminan y luego se sacan a relucir, donde conviven armonía y compás, donde reina la libertad.

Defensor acérrimo de la tradición de la guitarra en solitario, Antonio se mueve con soltura entre Taranta, Soleá y Guajira. Se unen Makarines para recordar algunas vivencias del anterior CD “Camino al Alma” para culminar con “Idolo”, en el que Farruquito enciende el entorno con un zapateado brillante. Antonio Rey se corona como Midas de su esfera musical, para enriquecer a los presentes  con su cofre del tesoro, que es su guitarra.

COMENTARIOS