Quantcast
El tiempo en: Galicia
Sábado 23/10/2021

Galicia

Las mujeres embarazadas que reciben la vacuna pasan la protección a recién nacidos

Transmiten altos niveles de anticuerpos a sus hijos antes del nacimiento

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Una embarazada.

Una nueva investigación de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, ha demostrado que las mujeres que reciben durante el embarazo la vacuna de ARNm contra la Covid-19, de Pfizer/BioNTech o Moderna, transmiten altos niveles de anticuerpos a sus hijos antes del nacimiento.

La eficacia de las vacunas COVID-19 de ARNm, dicen los investigadores, radica en su capacidad para desencadenar la producción de los anticuerpos correctos, proteínas sanguíneas capaces de proteger a las personas de las infecciones.

El estudio, publicado en 'American Journal of Obstetrics & Gynecology-Maternal-Fetal Medicine', fue realizado en 36 recién nacidos cuyas madres recibieron una de estas vacunas durante el embarazo. El resultados encontró que el 100 por ciento de los bebés tenían anticuerpos protectores al nacer.

Los anticuerpos pueden producirse como parte de la respuesta natural a la infección o activarse mediante vacunas. Con eso en mente, el equipo de investigación pudo diferenciar los anticuerpos en la sangre neonatal que se crearon en respuesta a una infección natural de los que se produjeron en respuesta a las vacunas. El resultado es relevante porque las respuestas de anticuerpos naturales contra el virus SARS-CoV-2 no son lo suficientemente protectoras para muchas personas.

Datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugieren que solo el 23 por ciento de las mujeres embarazadas se han vacunado, a pesar de la creciente evidencia de la seguridad de las vacunas prenatales.

Los autores del estudio observaron los niveles más altos de anticuerpos en la sangre del cordón umbilical de las madres que estaban completamente vacunadas durante la segunda mitad de sus embarazos. Este conocimiento proporciona evidencia de inmunidad transferida a los recién nacidos, que se correlaciona con la protección contra la infección de los bebés durante los primeros meses de vida.

"Los estudios continúan reforzando la importancia de las vacunas durante el embarazo y su poder para proteger dos vidas a la vez al prevenir enfermedades graves tanto en las madres como en los bebés. Si los bebés pudieran nacer con anticuerpos, podría protegerlos en los primeros meses de sus vidas, cuando son más vulnerables", señala Ashley S. Roman, directora de la División de Medicina Materno-Fetal y Silverman, profesor de obstetricia y ginecología en el Departamento de obstetricia y ginecología de NYU Langone Health, y uno de los investigadores principales del estudio.

La doctora Roman y sus colegas han confirmado la fuerte evidencia de que las vacunas de ARNm son seguras durante el embarazo. El estudio no encontró mayores riesgos durante el embarazo, complicaciones en el parto o riesgos identificables para el feto entre quienes recibieron la vacuna.

En el estudio actual, aunque el tamaño de la muestra es pequeño, "es alentador que los niveles de anticuerpos neonatales sean altos si las mujeres están vacunadas", explica Jennifer L. Lighter, profesora asociada en el Departamento de Pediatría , epidemióloga del hospital de Hassenfeld Children's Hospital en NYU Langone, y autor principal del estudio.

"Los altos niveles de transferencia de anticuerpos transplacentarios no son sorprendentes. Es consistente con lo que vemos con otras vacunas. Nuestros hallazgos se suman a una lista cada vez mayor de razones importantes por las que se debe recomendar a las mujeres que reciban la vacuna COVID-19 durante el embarazo para el beneficio adicional de que su recién nacido reciba una protección crucial", ha añadido el doctor Lighter.

Se necesita investigación adicional para determinar qué tan efectivos son los anticuerpos infantiles, cuánto tiempo durarán la protección y si la vacunación en la segunda mitad del embarazo puede conferir niveles más altos de transferencia de anticuerpos que la vacunación al principio del embarazo. Los estudios futuros también deberían centrarse en la transmisión de anticuerpos a los recién nacidos en una población más grande y la durabilidad de la detección de anticuerpos durante la infancia.

TE RECOMENDAMOS

Las mujeres embarazadas que reciben la vacuna pasan la protección a recién nacidos | Viva Galicia. Todas las noticias de Galicia
El tiempo en: Galicia
Sábado 23/10/2021

Galicia

Las mujeres embarazadas que reciben la vacuna pasan la protección a recién nacidos

Transmiten altos niveles de anticuerpos a sus hijos antes del nacimiento

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Una embarazada.

Una nueva investigación de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, ha demostrado que las mujeres que reciben durante el embarazo la vacuna de ARNm contra la Covid-19, de Pfizer/BioNTech o Moderna, transmiten altos niveles de anticuerpos a sus hijos antes del nacimiento.

La eficacia de las vacunas COVID-19 de ARNm, dicen los investigadores, radica en su capacidad para desencadenar la producción de los anticuerpos correctos, proteínas sanguíneas capaces de proteger a las personas de las infecciones.

El estudio, publicado en 'American Journal of Obstetrics & Gynecology-Maternal-Fetal Medicine', fue realizado en 36 recién nacidos cuyas madres recibieron una de estas vacunas durante el embarazo. El resultados encontró que el 100 por ciento de los bebés tenían anticuerpos protectores al nacer.

Los anticuerpos pueden producirse como parte de la respuesta natural a la infección o activarse mediante vacunas. Con eso en mente, el equipo de investigación pudo diferenciar los anticuerpos en la sangre neonatal que se crearon en respuesta a una infección natural de los que se produjeron en respuesta a las vacunas. El resultado es relevante porque las respuestas de anticuerpos naturales contra el virus SARS-CoV-2 no son lo suficientemente protectoras para muchas personas.

Datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugieren que solo el 23 por ciento de las mujeres embarazadas se han vacunado, a pesar de la creciente evidencia de la seguridad de las vacunas prenatales.

Los autores del estudio observaron los niveles más altos de anticuerpos en la sangre del cordón umbilical de las madres que estaban completamente vacunadas durante la segunda mitad de sus embarazos. Este conocimiento proporciona evidencia de inmunidad transferida a los recién nacidos, que se correlaciona con la protección contra la infección de los bebés durante los primeros meses de vida.

"Los estudios continúan reforzando la importancia de las vacunas durante el embarazo y su poder para proteger dos vidas a la vez al prevenir enfermedades graves tanto en las madres como en los bebés. Si los bebés pudieran nacer con anticuerpos, podría protegerlos en los primeros meses de sus vidas, cuando son más vulnerables", señala Ashley S. Roman, directora de la División de Medicina Materno-Fetal y Silverman, profesor de obstetricia y ginecología en el Departamento de obstetricia y ginecología de NYU Langone Health, y uno de los investigadores principales del estudio.

La doctora Roman y sus colegas han confirmado la fuerte evidencia de que las vacunas de ARNm son seguras durante el embarazo. El estudio no encontró mayores riesgos durante el embarazo, complicaciones en el parto o riesgos identificables para el feto entre quienes recibieron la vacuna.

En el estudio actual, aunque el tamaño de la muestra es pequeño, "es alentador que los niveles de anticuerpos neonatales sean altos si las mujeres están vacunadas", explica Jennifer L. Lighter, profesora asociada en el Departamento de Pediatría , epidemióloga del hospital de Hassenfeld Children's Hospital en NYU Langone, y autor principal del estudio.

"Los altos niveles de transferencia de anticuerpos transplacentarios no son sorprendentes. Es consistente con lo que vemos con otras vacunas. Nuestros hallazgos se suman a una lista cada vez mayor de razones importantes por las que se debe recomendar a las mujeres que reciban la vacuna COVID-19 durante el embarazo para el beneficio adicional de que su recién nacido reciba una protección crucial", ha añadido el doctor Lighter.

Se necesita investigación adicional para determinar qué tan efectivos son los anticuerpos infantiles, cuánto tiempo durarán la protección y si la vacunación en la segunda mitad del embarazo puede conferir niveles más altos de transferencia de anticuerpos que la vacunación al principio del embarazo. Los estudios futuros también deberían centrarse en la transmisión de anticuerpos a los recién nacidos en una población más grande y la durabilidad de la detección de anticuerpos durante la infancia.

TE RECOMENDAMOS