Quantcast
El tiempo en: Galicia
Martes 28/09/2021

Galicia

Denunciado conducción temeraria en Lugo y su padre por grabar las maniobras

Su padre como cooperador necesario por ser el titular del vehículo utilizado y grabar las maniobras con un teléfono móvil.

  • Grabación.

Un joven de 24 años de edad ha sido denunciado por conducción temeraria por hacer trompos y derrapar en una finca frente al Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo y su padre como cooperador necesario por ser el titular del vehículo utilizado y grabar las maniobras con un teléfono móvil.

Según ha informado la Policía Local, sobre las 8,50 horas del pasado 15 de julio se recibió una llamada en la Sala del 091 en la que un ciudadano informó de que en el 'leiraparking' frente al HULA un turismo "realiza varios trompos y derrapes, poniendo en peligro la integridad de las personas", por lo que aporta marca, modelo y matrícula.

Al lugar acudieron efectivos de la Unidad Territorial de Policía de Barrio que se entrevistaron con la persona testigo de los hechos, que aportó una grabación de las maniobras que realizó con su teléfono móvil en la que se observa la "conducción temeraria", añaden las mismas fuentes.

Tras comprobar que el vehículo no seguía en el lugar, los agentes realizaron una batida por la zona y localizaron en una de las pistas próximas al hospital, sin nadie en el interior, el turismo. La Policía Local constató que no aparecía en las bases de datos policiales como sustraído y se procedió a su retirada con el servicio de grúa y su traslado al depósito municipal, donde quedó inmovilizado.

Sobre las 12,00 horas del mismo día un joven de 24 años se presentó en la Jefatura de la Policía Local, en compañía de su padre, para recuperar el vehículo y fue reconocido por los testigos como el conductor del turismo que había realizado la conducción temeraria frente al HULA.

DELITO

Por ello, el joven fue presentado en la Unidad de Atestados, donde se han instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial en la modalidad de juicio rápido.

Debido a esto, se enfrenta a una pena de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho para conducir vehículos de motor y ciclomotores por tiempo superar a uno y hasta seis años, explica la Policía Local.

También se han instruido diligencias contra el padre de este conductor por cooperador necesario al ser el titular del vehículo y encontrarse presente en el momento de la conducción temeraria "grabando las maniobras con su teléfono móvil", concluyen las mismas fuentes.

COMENTARIOS