El tiempo en: Galicia
26/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Valencia

Condenado a 24 años por violar reiteradamente a una menor y compartir sus fotos íntimas

Los hechos provocaron que la niña se encerrara en casa, dejara de asistir al instituto, no quisiera tener relaciones sociales e incluso llegara a autolesionarse

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ciudad de la Justicia de Valencia

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 15 años de prisión por un delito de agresión sexual a menor con violencia e intimidación, para el que aprecia la agravante de abuso de superioridad, y a nueve años de cárcel por un delito de pornografía infantil, a un hombre que violó en varias ocasiones y difundió fotos íntimas de un menor de edad, familiar de su pareja sentimental.

Los hechos provocaron que la niña se encerrara en casa, dejara de asistir al instituto y no quisiera tener relaciones sociales. Además, se autolesionó en varias ocasiones e intentó beber lejía.

El condenado no podrá comunicarse con la víctima ni acercarse a menos de 500 metros de ella, de su casa, lugar de estudios o de trabajo durante 30 años, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La Sala le inhabilita además para ejercer cualquier profesión, oficio o actividad que conlleve el contacto regular y directo con menores de edad durante 33 años y le impone el pago de una indemnización de 30.000 euros por los perjuicios y daños morales que sufrió la niña, que tenía entre 12 y 13 años cuando ocurrieron las agresiones.

Según consta como probado en la sentencia, entre octubre del año 2021 y enero de 2022, el agresor realizó tocamientos y violó en varias ocasiones a la menor, que era prima de su pareja sentimental.

Las agresiones comenzaron en la casa de la abuela de la niña, en la que condenado y víctima convivieron durante un tiempo, y siguieron cuando él se mudó con su pareja a otra vivienda, a la que la que acudía la víctima de visita.

La sentencia mantiene que el penado se aprovechó de la diferencia de edad --él tenía 26 años cuando comenzaron los hechos-- y de la proximidad familiar para intimidar a la víctima con contar lo sucedido y con hacer públicas fotos y vídeos en los que aparecía desnuda y en actitud sexual.

El hombre llegó incluso a taparle la boca con la mano y a golpearla.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN