Quantcast
El tiempo en: Galicia
Martes 06/12/2022
 

Galicia

Los vendedores ecológicos podrán operar sin certificado si solo se dedican esa tarea

Luz verde oficial a la creación del Consello da Calidade do Aire de Galicia

Publicidad Ai
  • Dinero.

Los vendedores gallegos de productos ecológicos podrán operar sin certificación oficial siempre que se dediquen exclusivamente a la venta a granel y su volumen de negocio no exceda los 5.000 kilos o los 20.000 euros al año.

Así lo recoge el Diario Oficial de Galicia (DOG) en su publicación de este martes, que incluye la orden que establece las normas para los vendedores a granel de productos que pueden acogerse al marco de exenciones para poder desarrollar su actividad sin contar con el certificado que emite el Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega).

De este modo, los operadores que se dediquen a comercializar productos ecológicos envasados directamente al consumidor final no tendrán que comunicar su actividad al Creaga si únicamente se dedican a la venta final y no desempeñan otras operaciones con la mercancía.

También quedan fuera los que no superen los 5.000 kilos de venta al año o su volumen de negocio anual de productos ecológicos sin envasar no rebase los 20.000 euros, según recoge la orden de la Consellería do Medio Rural, que determina que todos los comercializadores que no entren en estas excepciones están obligados a notificar su actividad y a contar con el certificado del Creaga, encargado de realizar las tareas de control y certificación.

CREACIÓN CONSELLO CALIDADE DO AIRE

Por otra parte, el DOG de este martes también recoge la orden por la que la Xunta crea el Consello da Calidade do Aire, un organismo que nace con la intención de agrupar los organismos que velan por la calidad del aire que respiran los gallegos.

Autorizada en el Consello de la Xunta del pasado 1 de septiembre, esta plataforma integrará a administraciones públicas, empresas y entidades académicas, ambientales y ciudadanas que trabajan en el campo.

En total, Galicia cuenta con una red de 49 estaciones de control del aire, de las que 48 son fijas y una móvil. De todas ellas, 14 son de titularidad pública, 33 pertenecen a entidades privadas y dos de la red EMEP, ubicadas en Noia y O Saviñao que forman parte de un programa europeo concertado de vigilancia y evaluación del transporte de larga distancia de los contaminantes atmosféricos.

El objetivo de este nuevo organismo es "fomentar el intercambio de ideas para facilitar la comprensión por parte de la ciudadanía de los efectos de la contaminación atmosférica en su salud y en la degradación de los ecosistemas, así como de las formas de mejorarla", según ha explicado la Xunta.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN