El tiempo en: Galicia
Martes 24/11/2020

Arcos

La crisis golpea al deporte arcense

Baloncesto, fútbol sala, fútbol, atletismo, ajedrez y deporte escolar, principales damnificados de una lista interminable

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Las EEDDMM de baloncesto, uno de los colectivos más nutridos del deporte local, se mantiene a la espera.

El C.D. Jédula tampoco ha podido iniciar aún la temporada liguera 2020-21 en Segunda Andaluza.

Las graves consecuencias que está arrojando la pandemia en el mundo del deporte local, provincial y autonómico se reflejan en muchas de las frases que se escuchan en la voz de los representantes de los deportes más afectados por la COVID-19. “No hay manera de levantar cabeza” o “no tengo nada que contar”, como expresiones más moderadas, es lo que más se oye en los círculos deportivos locales que se suelen verter en comunicaciones telefónicas o en mensajes a través de las redes sociales.  El tenis, el triatlón o el atletismo han pasado al ostracismo durante los meses de pandemia. El kayak polo ha visto suspendidas sus competiciones regionales y nacionales, sin que se atisbe su regreso hasta el año próximo. El baloncesto arcense también ha sido uno de los colectivos más duramente golpeados. “Hemos estado a punto de comenzar la actividad varias veces y no lo hemos conseguido”, se lamenta uno de sus portavoces, Antonio Moreno, presidente del Club Baloncesto Arcos, que comenta a Viva Arcos que “el Ayuntamiento estaba por la labor de recomenzar la actividad de los equipos de más edad (sénior, júnior y cadete), adoptando todo tipo de precauciones y respetando el protocolo sanitario para evitar contagios, pero todo se ha torcido por el cariz que han tomado los acontecimientos y la directrices que ha marcado la Junta de Andalucía”, comenta uno de los representantes del baloncesto local que más tiempo lleva colaborando en el desarrollo del deporte de la canasta en Arcos de la Frontera. Sin embargo, la actividad baloncestística ha echado a andar en la Liga EBA, en la que se encuentra un arcense, Antonio Jesús Moreno, ayudante de la preparación física del C.B. San Fernando, que dirige el extécnico arcense Juan Luis Esteban, que le ha ofrecido la posibilidad de seguir formándose deportiva y profesionalmente.  Las ligas provinciales están suspendidas. La Federación Andaluza de baloncesto envió una rutina de entrenamiento a los distintos equipos como forma de volver a tomar contacto entre sus componentes. Por su parte, el club arcense estaba a la espera de que se iniciara la vuelta a las canchas, lo que conlleva la habilitación del pabellón con los protocolos antiCOVID, pero la limitación de movilidad entre poblaciones decretada por la Junta terminó de echar por tierra las ilusiones de los deportistas.  Los temores de que no se reanude la actividad antes de las fiestas navideñas es una posibilidad cada vez más real, por lo que las esperanzas del colectivo de la canasta cada vez son menores pese a que el alcalde de Arcos, gran aficionado al baloncesto, se ha mostrado muy interesado en que se recopile la documentación de todos los deportistas y colaboradores para, al menos, adelantar trámites burocráticos con la Federación en caso de que se pueda volver a la normalidad competitiva.  Lo mismo sucede con el fútbol federado en categorías menores, sin que hayan comenzado las ligas provinciales de fútbol-base todavía o la Segunda Andaluza sénior, donde está encuadrado el C.D. Jédula, que sigue sin debutar en liga aguardando un comunicado favorable de la Junta de Andalucía la próxima semana “Los jugadores y yo tenemos ganas de que esto empiece, pero ya se ha suspendido dos veces el comienzo de la competición”, comenta Diego González, flamante técnico del club blanquiverde, que continúa dirigiendo los entrenamientos de su equipo a puerta cerrada dos o tres días por semana para que los jugadores no pierdan la forma física. “Yo pienso que hasta que la Junta no deje entrar público en los campos, la Federación no va a permitir que comience la competición. A ver si la próxima semana se adoptan nuevas medidas que sean más flexibles, si es que bajan las cifras de la pandemia”, añade el nuevo entrenador jedulense, que se muestra preocupado por la prohibición de acceso de los aficionados a las gradas del campo municipal. “Para un club tan modesto como el C.D. Jédula, el tener las puertas cerradas al público es muy negativo ya que no le permite hacer taquillas, ni vender abonos ni explotar la cantina o realizar rifas para recaudar fondos y poder mantenerse como club. Esperemos que el próximo comunicado de la Federación Andaluza sea favorable y podamos iniciar la liga”. Otro de los clubes más afectados en Arcos es el A.D. Arcos F.S., recientemente fundado para intervenir por primera vez en la liga provincial de Segunda Andaluza que tutela la Federación Andaluza de Fútbol, tras largo tiempo participando en la A.A.F.S. (liga del Carmona). Su creador e impulsor, Toni Tenorio, se encuentra a la espera de una importante reunión que va a producirse de forma telemática entre los equipos participantes en la liga provincial, cinco en total, con los directivos de la Federación Gaditana de Fútbol para abordar el complicado asunto del comienzo de la liga, que debería haberse iniciado el pasado ocho de noviembre. En la misma, se tocarán la posible modificación del calendario y otros asuntos relacionados con la competición, que no se ha puesto en marcha todavía por las medidas acordadas por la Junta de Andalucía. Uno de los aspectos positivos de todo ello es que ya está tramitada toda la documentación de los jugadores participantes, por lo que solo habría que solicitar a la Delegación de Deportes el permiso necesario para la utilización de las instalaciones municipales, siempre bajo el cumplimiento estricto del protocolo antiCOVID-19 para poder entrenar en el pabellón municipal.

COMENTARIOS