El tiempo en: Galicia
Jueves 20/06/2024
 

Galicia

El asesino de Ana Vanessa Serén no llevaba pulsera de control porque nadie la pidió

Ni el Ministerio Fiscal, ni la acusación particular, ni tampoco la defensa la pidieron, de modo que tal medida no podía ser acordada

  • Sede del TSXG. -

El guardia civil expareja de Ana Vanessa Serén, que se suicidó tras asesinarla el pasado sábado a tiros en Oia (Pontevedra), no llevaba pulsera de control telemático pese a que un juzgado de Tui tenía abierta una investigación por violencia de género contra él.

Esto era así, según ha explicado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), porque ni el Ministerio Fiscal, ni la acusación particular, ni tampoco la defensa la pidieron, de modo que tal medida no podía ser acordada, pues esto únicamente sucede cuando alguna de las partes lo demanda.

La instrucción judicial se derivó de unos hechos denunciados en abril y llegó posteriormente al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo, que se inhibió al favor del número uno del municipio tudense.

Ese juzgado de Tui, el de instrucción número uno, tenía abierta una investigación judicial por violencia de género contra el hombre.

A la mujer se le requirió acreditar vía parte las lesiones que había denunciado, algo que hizo, y su letrada solicitó además que Ana Vanessa pudiese acceder al domicilio del investigado para recoger sus cosas, para lo que se le dio expreso consentimiento, con el auxilio además de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El presunto asesino tenía retiradas las armas, si bien seguía trabajando, únicamente en labores de atención a la ciudadanía. Sobre él pesaba una orden de alejamiento y una prohibición de comunicación con Ana Vanessa.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, ha explicado en esta jornada que el arma utilizada por Víctor González no era reglamentaria, pues no tenía acceso, con lo cual era ilegal.

El supuesto autor del crimen estuvo durante horas esperando a que Ana Vanessa saliese de su trabajo sentado en el interior de una furgoneta.

El asesinato, declarado crimen machista, ocurrió a plena luz del día, poco después de las cuatro de la tarde, cuando la gallega acabó su jornada laboral.

Después de disparar, su ex huyó al volante del vehículo en el que la había aguardado y se refugió en un monte donde fue acorralado para que se entregase y acabó matándose.

Un equipo del número teléfono 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es; también se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10.

En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y en caso de no poder llamar se puede recurrir a la aplicación Alertcops, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN